Colores y olores de la orina, buenos indicadores de salud

¿Qué apariencia tiene tu pis últimamente? Esto no es exactamente lo que se llama una conversación cortés, sin embargo, es una pregunta que vale la pena preguntarse de vez en cuando. Igual que los ojos son la ventana del alma, la orina es la ventana del cuerpo.

Puede revelar si estás deshidratado, por ejemplo, un problema común en estos meses de sudoroso verano. La orina sana consiste en productos de desecho amarillos que se disuelven en el agua. Como la limonada mezclada con el polvo, el amarillo oscuro o muy oscuro nos dice que necesitamos un buen un vaso de agua.

Pero para un médico, la orina puede proporcionar aún más información. Una forma para los médicos para averiguar lo que está pasando dentro del cuerpo es examinar lo que sale de él. Por lo tanto, no se sorprenda si la próxima vez su médico solicita una muestra de orina para una queja aparentemente no urinaria.

De hecho, entregando esa pequeña muestra, está participando en una tradición médica a hace más de 6.000 años [Artículo relacionado: La fascinante historia de las pruebas de orina].

La orina

Hoy día, el análisis de orina puede revelar mucho sobre la salud de una persona. Pero incluso, ya el simple color de la orina simple nos alerta de cuándo buscar atención médica. El color de la orina puede cambiar debido a algo tan inocuo como los medicamentos o alimentos, o tan malévolo como una infección o cáncer.

Si la orina tiene color rosa o rojo, por la presencia de sangre, es suficiente motivo de alarma.

"Si ves sangre en la orina, aunque sea una sola vez, necesitas ir al médico", decía Marshall Stoller, profesor de urología en la Universidad de California, en San Francisco. "Puede que no sea nada", añadió, pero "podría ser una señal de un principio de cálculo renal o de un cáncer de algún tipo."

Orina de color rojo no es el único indicio de peligro. "A veces, la orina tiene un color como la Coca-Cola", continuaba Stoller. "Esto puede ser debido a la sangre vieja de un tumor o a una piedra en el riñón", o un coágulo de sangre en el riñón, lo cual es muy común en personas con anemia falciforme.

"Otra razón por la que la gente podría tener la orina color de cola es por lesiones por aplastamiento, como las sufridas durante los terremotos, debido a que el músculo ha sido aplastado, y trozos de este tejido entran en el torrente sanguíneo y son filtrados por los riñones.

Un daño hepático también puede conducir a una orina color marrón, lo mismo que la porfiria, una enfermedad hereditaria de la sangre. Y también comer grandes cantidades de habas o de ruibarbo pueden volver la orina de color marrón oscuro o negro.

Pero no todos los colores anormales de la orina son malas noticias. De hecho, si usted ha comido grandes cantidades de remolacha o de zarzamoras, no se sorprenda por una orina de color rojo o rosa. Y ciertos laxantes también puede volverla de color rojo.

Lo mismo ocurre con la orina naranja, si has tomado un analgésico del tracto urinario que contiene fenazopiridina, puede hacer pis que parezca un refresco de naranja. Que los medicamentos cambian el color de la orina, "esto ya es algo muy conocido", añadió Stoller.

El azul de metileno, que forma parte de algunos medicamentos comunes para el malestar de la vejiga, puede volver la orina de color azul o verde. Y un exceso de vitaminas solubles en agua, pueden hacer que la orina aparezca de amarillo más brillante de lo normal.

Olores extraños

Una condición hereditaria, la enfermedad urinaria de jarabe de arce, llamada así porque hace que la orina huela tan dulce como el jarabe de arce, viene por la incapacidad del cuerpo para digerir ciertos aminoácidos. Por lo general, se diagnostica en niños tratados con restricciones en la dieta, que deben comenzar a temprana edad a prevenir un daño cerebral u otros problemas. En muchos estados, a cada recién nacido se le hace la prueba de esta enfermedad.

EL olor dulce de orina también puede indicar diabetes mellitus, debido a que el exceso de azúcar en la sangre se abre paso dentro de la orina. Y como ya los médicos medievales sabían, el azúcar también afecta al sabor de la orina, pero esta es una prueba de diagnóstico que probablemente prefiera hacer lo menos posible.

Pero eso no es todo. Los espárragos prestan a la orina un infame hedor que sólo algunas personas pueden percibir.

En el laboratorio

"Veo a 100 pacientes a la semana. Las probabilidades de ver a pacientes con la orina de color extraño es del uno por ciento", señaló Stoller. Así que, la mayoría de las pistas que los médicos buscan en la orina son invisibles, sólo detectables en el laboratorio en una análisis de orina.

"Hay tiras reactivas que puedes sumergir en la orina y determinar la probabilidad de infección", apuntó Stoller. Los laboratorios de análisis de orina también pueden testear así minúsculas cantidades de azúcar en sangre, aminoácidos y otras moléculas. Esto supone un número de concentración en la orina, y en el filtro de drogas. Y mediante el examen bajo microscopio de los diminutos cristales de la orina, los doctores pueden diagnosticar ciertos tipos de cálculos renales.

La deshidratación, es el problema urinario más probable que encuentre la gente, dijo Stoller. Y la deshidratación, a pesar de lo aparentemente mundano, puede ser un problema muy serio y rápido, especialmente para el sistema urinario. "El problema aparece cuando la orina se concentra, los conductos pueden obstruirse. Cuando los riñones se ocluyen, puede dar lugar a una insuficiencia renal."

"Un adulto necesita beber de promedio alrededor de un litro y medio de agua al día", señaló Stoller. "E intentar hacer pipí esa misma cantidad de agua", añadió, por lo que, "si se suda mucho, puede que tenga que beber mucho más."


  • Referencia: LiveSciencie.com, 15 de agosto 2011, Lucas Yoquinto
  • Imagen: Chris Townsend | Dreamstime .
  • Fuente: MyHealthNewsDaily .

0 comentarios:

En Google+